Almeida

Almeida, ante la necesidad de modernizar sus obsoletas estructuras medievales, se dedicó tras la Restauración (1641) a la construcción de una renovada máquina de guerra que pudiera adaptarse a las nuevas armas de fuego (artillería) y le permitiera sellar la frontera. La Plaza fuerte es de planta hexagonal, formada por seis baluartes, a los que corresponde el mismo número de revellines. El pueblo intramuros preserva un número significativo de edificios de carácter militar, así como una arquitectura civil de manifiesto interés.

Certificado:

Nº de certificado: BDT 005/2018 RTI

Sobre Almeida

Dada su situación en meseta, los árabes la llamaron Al-Mêda (la Mesa), Talmeyda o Almeydan, habiendo construido un pequeño Castillo (siglo VIII- IX).

En el período de la Reconquista, los cristianos tomaron definitivamente en 1190, pasando por la posesión portuguesa con el Tratado de Alcañices en 1297.

Son dignos de nota los edificios del antiguo Cuartel de Artillería, la Vensa, la Corte, así como la Iglesia y el Hospital de la Misericordia, de portal clórico - ejemplos de la arquitectura seiscentista.

Su calidad de plaza fuerte marcó también el propio urbanismo, con cuadras destinadas a alojar a los militares, como el caso del antiguo cuartel de Cavalaria. De destacar, el Cuartel de las Escuadras, edificado en 1762/69 y la célebre Casa da Roda - institución creada por Pina Manique en 1783, para la recogida de los niños expuestos.

La Plaza Forte de Almeida (siglo XVII / XVIII), perfecto ejemplar de la arquitectura militar barroca, es una fortaleza abaluartada con trazado hexagonal en estrella, al estilo del ingeniero francés Antoine Deville.

Localización

Aldeias Históricas de Portugal