Gran Canaria

Gran Canaria es una isla europea de origen volcánico situada en el Océano Atlántico que recibe anualmente más de 4 millones de turistas atraídos por su luz, suave clima y un patrimonio natural y cultural únicos en el mundo.

Caracterizada por sus grandes contrastes paisajísticos, su rica biodiversidad terrestre y marina la han convertido en Reserva de la Biosfera en casi mitad de su geografía, y también la UNESCO la ha declarado Patrimonio de la Humanidad por el valor único del Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria. Ambas distinciones son un ejemplo de la apuesta de la Isla por la sostenibilidad como parte esencial de un territorio con un potencial turístico de gran éxito, pero que debe ser protegido para que todos podamos seguir disfrutando de su belleza.

Su alto grado de conservación es fruto de las estrategias de sostenibilidad que se vienen desarrollando en Gran Canaria para mantener este importante legado patrimonial, y que ahora van un paso más allá al alinearse por completo con el concepto de turismo sostenible que certifica el Instituto de Turismo Responsable (RTI). De esta forma, desde Turismo de Gran Canaria se avanza en la mejora constante hacia la sostenibilidad, la competitividad, la calidad y la lucha contra el cambio climático en nuestro destino, siguiendo las líneas marcadas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas.

Certificado:

Nº de certificado: En proceso

Sobre Gran Canaria

La privilegiada naturaleza de Gran Canaria representa uno de los mayores alicientes a la hora de abordar el reto de establecer las líneas maestras para alcanzar un turismo cada vez más sostenible y responsable, mejorando al mismo tiempo la excelencia del destino como valor añadido.

Los fundamentos de la estrategia en materia de sostenibilidad de Turismo de Gran Canaria abarcan un compromiso firme por conjugar los valores medioambientales, económicos y sociales desde una perspectiva transversal. Para ello, desde la entidad insular se viene trabajando en aunar esfuerzos en la implantación de prácticas más ecológicas en toda la cadena de valor de la actividad turística desde hace ya varios años. 

Los recursos naturales de Gran Canaria son su verdadera carta de presentación, y por ello están siempre en la primera línea de actuación en materia de sostenibilidad. Un paisaje cambiante de 60 kilómetros de playas repartidas en 236 kilómetros de costa, desde extensas playas de arena dorada a pequeñas calas lejos del ruido, y desde ellas podemos pasar en muy poco tiempo a altas cumbres rocosas y grandes bosques de pinos legendarios, reconocidos con el sello internacional de FSC que distingue a Gran Canaria por su contribución en la preservación de los recursos hidráulicos mundiales y una gestión forestal ejemplar. Son algunos de los contrastes de un “continente en miniatura” donde perviven costumbres ancestrales en sus pueblos que conviven en completa armonía con la historia y la cultura de sus ciudades y núcleos turísticos.

Creemos que ese es el camino que hay que seguir y ampliar con nuevas iniciativas dirigidas a preservar la salud de nuestra tierra, como es la unión que ahora establecemos con el colectivo de Biosphere Destination, impulsado por el Responsible Tourism Institute (RTI). Gran Canaria es uno de los destinos líderes en Europa, con uno de los índices más altos del mundo en turistas que convierten a la Isla en su lugar favorito de vacaciones, porque siempre hay algo nuevo que descubrir y experiencias nuevas que vivir.

Localización