Hacienda El Santuario Hotel Boutique

Hotel Hacienda el Santuario: 

Ubicado en una antigua y bella casona en el corazón de San Miguel de Allende, el hotel boutique hacienda el Santuario cumple 18 años funcionando como hotel en los cuales se ha destacado por su notable crecimiento, desde instalaciones, número de habitaciones, personal, así como también en el crecimiento de su número de servicios y la calidad de su servicio que se ha visto reflejado en el nivel de satisfacción de los huéspedes que lo visitan e incluso deciden visitarlo nuevamente.

Hotel boutique hacienda el santuario nació de la idea de poder ofrecer a los visitantes de San Miguel de Allende la oportunidad de experimentar un servicio de hospedaje único. Gracias a la casona donde el hotel ofrece el servicio se puede tener la oportunidad de revivir una experiencia en el pasado tal y como lo hacían nuestros abuelos y demás. Una casona la cual se desconoce la fecha exacta de antigüedad, pero en la entrada principal al hotel le adorna una fecha en la piedra de cantera que data del año 1571, tan solo 29 años después de que la ciudad de San Miguel fuese fundada, es decir es casi tan antigua como la ciudad donde reside. Casona la cual desde entonces ha tenido la mínima modificación en su estructura haciéndola de esta manera una casona muy original y autentica, es por ello que la casona forma parte del programa nacional “Tesoros de México” que distingue al hotel por su estructura colonial tan bien conservada.

El hotel se caracteriza por su increíble calidad en el servicio, por la apertura de sus colaboradores para siempre ofrecer un excelente trato a los huéspedes y visitantes del hotel y por siempre buscar la manera de superarse y ser mejores día a día con el fin de ser mejores personas y así brindar un servicio mucho más personalizado. Al ser un hotel boutique una de las principales características es que es un lugar pequeño, característica la cual les da a los colaboradores la oportunidad de brindar un servicio mucho más personal y único con el cual los huéspedes se van con un excelente sabor de boca y con muchas ganas de regresar.

Compartir:

Situación