Estándar Certificación Biosphere Holidays Rental Houses

ESTÁNDAR INTERNACIONAL PARA VIVIENDAS DE ALQUILER VACACIONAL Y CASAS RURALES

CONTENIDO

BIOSPHERE HOLIDAYS RENTAL

INTRODUCCIÓN: EL SISTEMA DE TURISMO RESPONSABLE APLICADO A VIVIENDAS DE ALQUILER VACACIONAL

  1. INSTRUMENTOS PARA UNA POLÍTICA DE TURISMO RESPONSABLE

1.1. POLÍTICA DE TURISMO RESPONSABLE

1.2. RESPONSABILIDAD Y AUTORIDAD

1.3. PLAN DE ACCIÓN

1.4. FORMACIÓN Y SENSIBILIZACIÓN DEL PERSONAL

1.6. REQUISITOS LEGALES Y REGLAMENTARIOS

  1. CONSERVACIÓN Y MEJORA DEL PATRIMONIO CULTURAL

2.1. FOMENTO DEL CONOCIMIENTO POR PARTE DE LOS VISITANTES

  1. DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL DEL DESTINO

3.1. FOMENTO DEL DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL DE LA COMUNIDAD LOCAL

3.2. ACTITUD RESPONSABLE CON LOS EMPLEADOS

  1. CONSERVACIÓN AMBIENTAL

4.1. PROTECCIÓN DEL SUELO

4.2. GESTIÓN Y CONTROL DE LA ENERGÍA

4.3. GESTIÓN Y CONTROL DEL AGUA

4.4. GESTIÓN Y CONTROL DE LOS RESIDUOS

  1. SATISFACCIÓN DE LOS CLIENTES E IMPLICACIÓN EN EL SISTEMA DE TURISMO RESPONSABLE 

5.1. CALIDAD EN EL SERVICIO AL CLIENTE

5.2. SEGURIDAD DEL CLIENTE

5.4. SERVICIOS DE INFORMACIÓN Y CONCIENCIACIÓN HACIA EL DESTINO

 

INTRODUCCIÓN: EL SISTEMA DE TURISMO RESPONSABLE APLICADO A VIVIENDAS DE ALQUILER VACACIONAL

El turismo sostenible es aquel que cubre las necesidades actuales de los turistas y las regiones de acogida, protegiendo y mejorando las perspectivas de futuro. Se basa en la gestión de los recursos de forma que puedan satisfacerse las necesidades económicas, sociales y estéticas, respetando al mismo tiempo la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas que sostienen la vida.

Por su parte, el término alquiler vacacional se emplea a la hora de definir aquel modelo alojativo que favorece la interacción con los residentes y permite el conocimiento de zonas urbanas menos conocidas desde el punto de vista turístico. En él, la motivación principal de los turistas es la integración en el estilo de vida de la población local, disfrutando del entorno físico, cultural y humano de la zona.

Así pues, parece razonable pensar que el alquiler vacacional puede constituir un instrumento importante de desarrollo sostenible, a través del papel que desempeña en el desarrollo económico transversal del entorno, en la conservación del patrimonio cultural y natural, y en la medida que mejora el bienestar social de las comunidades locales. De hecho, el alquiler vacacional permite rehabilitar áreas urbanas deprimidas gracias a su diversificación de la oferta turística alojativa del destino. También permite mantener, proteger e incluso potenciar el patrimonio y bienes culturales gracias a la integración de la experiencia del turista en los elementos del destino y su consecuente intercambio de idiosincrasias socioculturales.

En este escenario, el papel del alquiler vacacional resulta fundamental, dado que constituye la herramienta a través de la cual el visitante puede integrarse plenamente en el medio, alojándose en establecimientos que le permiten un contacto directo con la realidad que demanda.

No obstante, para que este proceso se desarrolle con éxito, son necesarios unas pautas y requisitos que orienten a las viviendas de alquiler vacacional en su camino hacia la sostenibilidad, considerando los factores ambientales, sociales, culturales y económicos sobre los que tienen o se puede esperar que tengan influencia.

Asimismo, se hace necesaria una garantía tangible y fiable para el visitante, de tal manera que él perciba que sus expectativas van a ser satisfechas.

A estas necesidades responde el presente estándar, al establecer una serie de requisitos que abarcan todas las esferas de la sostenibilidad, incluyendo la implicación del visitante y aspectos de calidad y seguridad, y otorgando finalmente un distintivo reconocible que avala este comportamiento responsable y orientado a las expectativas del visitante.

1. INSTRUMENTOS PARA UNA POLÍTICA DE TURISMO RESPONSABLE

Para poder dar cumplimiento a los principios de sostenibilidad, se hace necesario contar con algunas herramientas de gestión básicas que soporten el Sistema de Turismo Responsable.

Estas herramientas buscan obtener del establecimiento el compromiso necesario así como las vías para su difusión y cumplimiento.

1.1. POLÍTICA DE TURISMO RESPONSABLE

1.1.1- El establecimiento deberá tener documentada, traducida (al menos en los idiomas más frecuentes de los clientes) y fechada una Política de Turismo Responsable aprobada formalmente, y comunicada de forma permanente tanto al personal como al público, que exprese el compromiso por el turismo sostenible, y en concreto:

- Asumir los principios de la Carta Mundial del Turismo Sostenible.

- Compromiso de prevención de impactos negativos de las instalaciones y actividades, y maximización de los impactos positivos.

- Compromiso de mejora contínua en todos los ámbitos de la sostenibilidad: socio-cultural, económico y ambiental.

- Compromiso con la satisfacción del cliente interno y externo.

1.2. RESPONSABILIDAD Y AUTORIDAD

1.2.1- Desde la Dirección de la entidad se ha de identificar a una persona o grupo de personas como responsable/s del sistema.

1.3. PLAN DE ACCIÓN

1.3.1- Debe establecerse un Plan de Acción, basado en la Política de Turismo Responsable, donde se incluyan las acciones de mejora que el establecimiento piensa emprender. Dicho plan deberá estructurarse conteniendo:

- Una enumeración priorizada de los objetivos que se pretenden alcanzar, especificando el responsable de su cumplimiento.

- La descripción general de las medidas previstas para alcanzar dichos objetivos y los plazos y medios fijados para la aplicación de las mismas, cuyo horizonte temporal no será superior a tres años, plazo máximo en el que el Plan deberá ser revisado y actualizado, estableciendo nuevos objetivos de mejora.

- Una definición de los seguimientos previstos sobre los objetivos, para controlar el cumplimiento y poder actuar en caso necesario.

1.4. FORMACIÓN Y SENSIBILIZACIÓN DEL PERSONAL

- Deberá poder garantizarse que el personal de la casa cuente con la suficiente formación y sensibilización en materia de sostenibilidad.

1.5. REQUISITOS LEGALES Y REGLAMENTARIOS

- El establecimiento debe garantizar el conocimiento constante de los requisitos legales y reglamentarios aplicables en materia de sostenibilidad, seguridad y calidad, para poder garantizar el cumplimiento. Por tanto, deberá mantener un registro actualizado en el que se incluyan todos ellos, de forma clara y comprensible.

2. CONSERVACIÓN Y MEJORA DEL PATRIMONIO CULTURAL

La diversidad cultural es, para el género humano, tan necesaria como la diversidad biológica para los organismos vivos. Los recursos culturales constituyen el recuerdo histórico de una comunidad, así como la expresión de su sentir artístico, ético y religioso. Así pues, el factor cultural de un destino constituye su propia identidad, por lo que debe ser conservado en beneficio de las generaciones presentes y futuras. El papel del establecimiento en su conservación es fundamental, no sólo a través de su acción directa sino también a través de su capacidad de influencia sobre los visitantes.

2.1. FOMENTO DEL CONOCIMIENTO POR PARTE DE LOS VISITANTES

2.1.1.- El establecimiento deberá fomentar el conocimiento de la cultura local por parte de los visitantes a través de los servicios prestados y a través de los elementos informativos existentes.

3. DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL DEL DESTINO

El turismo representa una posibilidad de mejora económica en el nivel de vida de la población residente, ya que suele aumentar y mejorar la distribución de la renta en el área de desarrollo turístico, siempre que se planifique desde los principios de la sostenibilidad. Para ello, los establecimientos alojativos deben aportar su capacidad para mejorar el desarrollo socioeconómico del destino en que se ubican. Además, deben garantizar un comportamiento responsable con sus empleados, garantizándoles unas condiciones dignas de trabajo.

3.1. FOMENTO DEL DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL DE LA COMUNIDAD LOCAL

3.1.1.- Los establecimientos deberán llevar a cabo una política de compras responsable, que prime a los proveedores locales, productos de comercio justo y de origen sostenible.

3.1.2.- El establecimiento deberá colaborar con las administraciones locales en los proyectos sociales o de sostenibilidad que se promuevan, como por ejemplo la Agenda 21 Local, la certificación Biosphere Destination, etc.

3.1.3. - Deberá fomentar las contrataciones de servicios de residentes locales, si fuera necesario.

3.2. ACTITUD RESPONSABLE CON LOS EMPLEADOS

3.2.1.- Deberá fomentarse la contratación de trabajadores locales.

4. CONSERVACIÓN AMBIENTAL

La diversidad biológica es esencial para la continuidad de la vida en el planeta, al mantener las condiciones ambientales tal y como las necesitamos. Los recursos naturales componen el espacio turístico: relieve, paisaje, clima, mar ríos y lagos, entorno físico, fauna y flora. Su preservación es pues crucial para la propia supervivencia de la actividad turística, y si los establecimientos no controlan su afección al medio podría acabarse con la base misma del turismo.

4.1. PROTECCIÓN DEL SUELO

4.1.1- El establecimiento deberá minimizar en todos los casos el riesgo de contaminación del suelo y aguas subterráneas. Para ello, deberá garantizar la compatibilidad ambiental de los productos de limpieza, fitosanitarios y fertilizantes que se empleen, así como la calidad de las aguas de riego.

4.2. GESTIÓN Y CONTROL DE LA ENERGÍA

4.2.1.- El establecimiento deberá tener actualizado y operativo un sistema que permita registrar, medir, controlar y seguir los datos relacionados con los consumos energéticos. Deberá existir un control sobre los registros y la correspondencia de los consumos con el nivel de ocupación del establecimiento, época del año y cualquier otro dato de interés que se considere significativo para la interpretación de los datos.

4.2.2.- El establecimiento deberá minimizar el consumo de energía convencional, mediante el empleo de equipos eficientes, luminarias de bajo consumo, empleo de energías renovables, soluciones de arquitectura bioclimática, etc.

4.2.3.- En caso de disponer de un certificado energético, la entidad deberá avalarlo mediante el correspondiente sello.

4.3. GESTIÓN Y CONTROL DEL AGUA

4.3.1.- El establecimiento deberá tener actualizado y operativo un sistema que permita registrar, controlar, medir e interpretar los datos relacionados con los consumos de agua, como elemento básico de un sistema de mejora de la gestión hídrica.

4.3.5. - El establecimiento deberá potenciar el uso de agua reutilizada, empleando agua depurada cuando sea posible y minimizando el consumo de agua potable para el riego.

4.4. GESTIÓN Y CONTROL DE LOS RESIDUOS

4.4.1.- El establecimiento aprobará buenas prácticas relativas a la minimización de la generación de los residuos y evitar los consumos excesivos o inadecuados.

4.4.2.- Los kits o amenities de baño se suministran mediante dispensadores rellenables

4.4.3.- El establecimiento deberá garantizar la segregación y gestión adecuada de todos los residuos que produce, entregándolos a entidades gestoras autorizadas.

4.4.4.- La disposición final de los residuos en el establecimiento, previa a la recogida externa, deberá cumplir los siguientes requisitos:

- Estar almacenados por separado en un lugar protegido, en contenedores resistentes, seguros y debidamente señalizados para cada grupo de residuos.

- Disponer de la instalación y la ubicación precisa para que no moleste a los clientes o al vecindario.

- Disponer de medidas para evitar riesgos accidentales (derrames, etc.) y para mantener controlado el acceso.

5. SATISFACCIÓN DE LOS CLIENTES E IMPLICACIÓN EN EL SISTEMA DE TURISMO RESPONSABLE

La calidad turística se ha orientado tradicionalmente a todo lo relativo a la seguridad, comodidad y servicio. Estos aspectos son básicos para la experiencia turística, y es por ello que se consideran en este estándar. No obstante, entendiendo la calidad como la satisfacción de las expectativas de los turistas, también debemos abarcar aspectos fundamentales como los anteriormente tratados: Conservación de los recursos naturales y culturales, desarrollo socio-económico de los destinos… Por ello, debemos hacer partícipes a los visitantes de nuestros esfuerzos en materia de sostenibilidad, para que lo valoren y participen de ello. Conseguiremos así un producto turístico que, además de cumplir los requerimientos fundamentales de la calidad, llegue más allá a través de la involucración del visitante en la realidad del destino que visita, gracias a su conocimiento y sensibilización. Por último, el servicio debe orientarse a todos, por lo que deberá maximizarse la accesibilidad de nuestras instalaciones.

5.1. CALIDAD EN EL SERVICIO AL CLIENTE

5.1.1.- Deberán existir pautas de control para garantizar la correcta prestación de los servicios ofertados (limpieza, atención al cliente, mantenimiento de instalaciones y equipos)

5.1.2.- Debe existir un sistema de medición de la satisfacción de los clientes, que incluya también cuestiones sobre su percepción de la gestión de la sostenibilidad por parte del establecimiento.

5.1.3.- El establecimiento deberá mantener al día un sistema receptor comunicaciones, para recibir documentar y contestar las comunicaciones de clientes y stakeholders.

5.1.4.- El establecimiento deberá aprobar un conjunto de buenas prácticas o código ético respecto al desempeño de su actividad.

5.1.5.- El establecimiento deberá aprobar un manual sobre normas básicas de convivencia, accesible y comunicado de forma permanente.

5.2. SEGURIDAD DEL CLIENTE

5.2.1.- El establecimiento debe garantizar que adopta las medidas necesarias para garantizar la seguridad del cliente, en cuanto a prevención de incendios y vías de evacuación, en función de lo establecido legalmente. Si no existe legislación al respecto, deberá poder demostrarse que se aplican medidas suficientes en base a pautas de referencia comúnmente aceptadas.

5.2.2.- Debe garantizar los requisitos de seguridad necesarios en piscinas, cuando existan, en cuanto a seguridad de la instalación como en cuanto a calidad del agua.

5.3. SERVICIOS DE INFORMACIÓN Y CONCIENCIACIÓN HACIA EL DESTINO

5.3.1.- El establecimiento deberá disponer de un servicio de información para clientes que permita suministrar los elementos básicos necesarios para favorecer una actitud de respeto sobre el destino: aspectos ambientales, culturales, así como las pautas de comportamiento que orienten sobre su conservación y uso sostenible. Su existencia deberá ser advertida a los clientes. Podrá estar basado en hojas informativas, folletos, información sobre soporte telemático o material equivalente. Deberá estar redactado en los idiomas más habituales de la clientela. Se ofrecerá información sobre:

  • Excursiones, rutas, actividades, acontecimientos y actos programados de tipo cultural, artístico o tradicional (propios o de terceros).
  • Recursos turísticos visitables (sitios naturales, museos, patrimonio histórico-artístico, centros de interpretación, fiestas locales...)
  • Paisajes, fauna y flora, aspectos ecológicos, incluyendo los criterios de conservación y buenas prácticas que han de aportar los visitantes.
  • Costumbres, producción artesanal y gastronomía locales.
  • Información sobre las costumbres de la zona (idioma, dialectos, costumbres, tratos de cortesía, horarios, propinas...)