10 Consejos para que te conviertas en el perfecto Turista Responsable

Queremos daros 10 consejos, redactados a partir de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (17ODS) marcados por la ONU en la Agenda 2030, para hacer que vuestras vacaciones sean lo más sostenibles posible.

En primer lugar y antes de todo: selecciona destinos, alojamientos y actividades que además de hacerte disfrutar del viaje, mejoren el mundo al través del turismo y los 17ODS. Que tu actividad turística mejore la calidad de vida del sitio al que has ido, proteja el planeta y vuelvas a casa contento y feliz. Elige por tanto actividad, alojamientos y destinos que mejoren en la sostenibilidad.


1) Sé consciente de los riesgos que supone viajar y toma las precauciones necesarias.

Sabemos que no te has ido a Oceanía sin haber planeado hasta la última hora pero... ¿Has estudiado qué vacunas tienes que ponerte y con cuánto tiempo? Muchos viajeros terminan viajando sin ponerse las vacunas recomendadas porque no planean el viaje con suficiente antelación y estas ya no son efectivas.

¿Has pensado cómo cruzar la frontera entre dos países y qué documentos debes tener preparados para agilizar este trámite lo máximo posible? Haz caso a las recomendaciones de las autoridades locales, la mayoría de las veces te ayudarán a evitar engaños y malentendidos.

2) Fomenta el desarrollo local del destino consumiendo productos y servicios locales.

Sabemos en lo que estás pensando: "¡Qué barato es esto, voy a gastarme el sueldo en comida y bebida!" Por ello, recuerda comprar solo lo que vayas a consumir. Es muy fácil, en los destinos turísticos más baratos, despilfarrar y comprar alimentos que realmente no se necesitan debido a la poca inversión que nos supone. Por favor, piensa en la cantidad de comida que se tira diariamente y no contribuyas a este gasto innecesario. Además, hazlo a un precio justo. Evita que te engañen en ese mercado artesanal de los sábados; ya sabemos que si nos ven como turistas nos intentarán colocar un precio varias veces mayor, pero se consciente de que muchos de los destinos viven del turismo y lo que a nosotros nos supone muy poco, puede solucionarle el día a una familia.

3) Comparte y aprende sobre tu comunidad de acogida respetando sus valores y tradiciones.

Tal y como comentábamos en el punto anterior, es importante conocer la gastronomía del lugar, así como su cultura, tradiciones.... ¿Sabes que puedes enfadar mucho a un local si le haces ciertos gestos con la mano para ti inocentes? Y no sabemos si un ciudadano furioso es lo que habías planeado para el martes por la tarde... Por ello, te aconsejamos que te informes de las normas sociales para evitar situaciones incómodas y que te enriquezcas con toda la cultura que emana a tu alrededor... ¡Quién pudiera estar en el caribe escuchando las historias y leyendas del señor del puesto de la esquina, oliendo a puro y a ron!

4) Contribuye a la conservación, protección y regeneración de los ecosistemas acuáticos y terrestres del destino.

Es genial ir a la selva y darse un baño con un elefante... Una experiencia única en la vida. Pero... ¿realmente vale la pena? ¿Ese animal está teniendo unas condiciones de vida óptimas? No contribuyas al maltrato animal o a la explotación de los recursos acuáticos y terrestres, la vida de estos animales vale más que un "selfie" para las redes sociales. En estos países que explotan turísticamente los recursos naturales, existe más de un negocio con la picardía suficiente como para hacerte creer que, comprando esta la experiencia, contribuyes a una mejora de las condiciones de vida de los animales y les haces un favor. Por favor, infórmate bien, las redes sociales y plataformas de experiencias son un buen lugar para leer opiniones de otros viajeros. ¡No te dejes engañar!

5) Respeta la diversidad y no fomentes o participes en actividades discriminatorias.

Intenta que tu viaje este libre de barreras que limiten la integración de las personas por motivos de género, origen, religión, orientación sexual, situación económica, diversidad funcional...

6) Consume de forma responsable y participa en la gestión sostenible de recursos.

Intenta consumir siempre productos de kilómetro cero, que se produzcan en el destino. No olvides que parte de viajar es adentrarse en la cultura y meterse en la piel del nativo. Estos alimentos producen beneficios directos e indirectos que benefician a los grupos más vulnerables. Además, si estos productos se pueden adquirir en mercados locales en lugar de en grandes superficies extranjeras, ayudarás a la reducción de embalajes y plásticos en general innecesarios. Si no hay otra opción, asegúrate de que estos generen el menor impacto en el medio ¡recíclalos o reutilízalos!
Y estas actividades reducirá el uso de plásticos y disminuirá el cambio climático. Entre todos con pocos gestos podemos hacer mucho!!

Por otra parte, ¿sabes lo que es más bonito que recorrerse los acantilados al borde del mar en coche? ¡Hacerlo en bicicleta! Opta por elegir medios de transporte con menos emisiones contaminantes siempre que puedas. Sabemos que es complicado, pero tu salud, tu bolsillo y el medio ambiente te lo agradecerán.

7) Favorece la sostenibilidad del patrimonio y de las infraestructuras del destino.

¿Cómo está gestionado el destino y las infraestructuras? Fíjate en los autóctonos e imítalos; incluso ¡hazlo aún mejor! Si, como turista, no suponemos una alteración en el orden de la vida local, estarán mucho más contentos de tenernos como visitantes; no solo generamos riqueza, sino que favorecemos a la sostenibilidad. Y si te toca descalzarte en el templo del diente sagrado de Buda y es un rollo porque hace mucho sol... te recomendamos llevarte unos calcetines, ¡que el suelo quema!

8) Elige productos, servicios o experiencias que potencien la sostenibilidad del destino a través del I+D+i.

¿Te suena aquella apuesta por la investigación y el desarrollo que debemos hacer, no solo en nuestros países de origen, sino también en el ámbito turístico? Pues ahora mola más porque también incluye la innovación. Para los destinos turísticos es importante invertir en I+D+i para darnos las facilidades que los turistas buscamos. Como turista, haz que vean recompensado su esfuerzo y prioriza los productos y servicios que incorporen estas nuevas tecnologías. De esta manera, cada vez será más cómodo encontrar experiencias novedosas y productos de calidad. ¿Sabes de algunas ciudades que son perfecto ejemplo de la integración de este tipo de tecnologías en el turismo?

9) Fomenta condiciones laborales dignas y justas que respeten los derechos de los trabajadores.

Ese imán para la nevera de tu abuela que vas a comprar en la tiendecita de souvenirs... ¿Por qué no lo compras a un artesano que lo hace con sus propias manos y prácticamente en el momento? Te asegurarás de que el producto este hecho bajo condiciones laborales dignas y no sea un producto "Made in"  que no integra a la población local y cuyas condiciones laborales desconocemos (y que además requiere más transporte y por tanto más cambio climático!!!)

10) Únete al Manifiesto del Viajero Responsable y compártelo 
 
 
 

Si esta pequeña introducción te ha dejado con ganas de más... ¿Por qué no te apuntas al curso de Metodología Biosphere? Para obtener más información, haz click aquí

Con su realización, podrás obtener un mayor conocimiento del turismo sostenible. Esta dirigido tanto a particulares con interés en la sostenibilidad en el turismo como a profesionales del sector turístico. Además, te validará para poder poner en marcha la metodología Biosphere en tu proyecto o en cualquier otro al que puedas acudir como consultor.